fbpx

Los sabores favoritos de Mamá y Papá Cremades

Cuando vamos a comer o tomar algo a algún sitio y no terminamos de decidirnos sobre qué escoger, solemos preguntar a los camareros, dueños o personas al frente del negocio.

 

En nuestro caso, eran nuestros padres quienes asesoraban detrás del mostrador sobre los helados a aquellos indecisos que no terminaban de decantarse por uno u otro sabor.

 

Claro que cada uno se deja guiar por sus gustos personales. ¿Y cuáles eran los helados preferidos de nuestros padres? Te lo contamos a continuación.

helados-cremades-luis-cremades

Nuestro padre, Luis Cremades

carmen cremades - helados málaga

Nuestra madre, Carmen

El helado preferido de papá

A papá le encantaba el helado de turrón, y podría decirse que era casi el único que comía.

 

Aunque nuestra tradición heladera nos viene desde lejos (nuestra bisabuela Timotea abrió su primera heladería en los años treinta en Valencia), parece que este helado fue el que verdaderamente le conquistó.

 

Pero la más curioso de todo era que papá adoraba beber la leche fresca, que ya viene como en una bolsa envasada y que antiguamente traían en cántaros.

 

Esta leche fresca es con las que se preparaban y que hoy día seguimos preparando nuestros productos, ya que no hemos cambiado de proveedor en todos años y es por ello que se mantiene el sabor de nuestros helados, la leche merengada…

 

Papá siempre tenía en el obrador una bolsa abierta, pero sin jarra, y la cogía de una esquina y bebía como si fuera un botijo.

helados-cremades-Luis-Cremades-

Luis Cremades, fundador de Helados Cremades

madre - carmen cremades

Los sabores favoritos de mamá

A nuestra madre, Carmen, le encanta el helado de coco, uno de sus favoritos sin duda. Es muy dulcera y le gustan muchos los helados, así como la leche merengada y la horchata.

 

Sin embargo y curiosamente, suelen gustarle helados menos dulces y más ácidos de sabor, más afrutados, como el helado de mora o el de tutti frutti.

 

No nos extraña que mamá le robase el corazón a Luis Cremades, nuestro padre, con esa personalidad tan única y que hace de todo aquello que tocaba algo muy personal.

 

La leche merengada para beber, por ejemplo, le encanta tomarla con un poquito de café y una cosa que le apasiona y que siempre ponía en todas las meriendas en casa con amigas es un brioche relleno de helado.

 

Ella tenía y sigue teniendo esa costumbre, aunque de tendencia muy italiana, y que ella supo incluir en la tradición familiar.

 

Por eso, en casa de los Cremades es costumbre, rellenar los bollos de leche con helado de vainilla.

¿Hubo helados el día de la boda?

Nuestros padres se casaron en Tibi, un pequeño pueblo de montaña de Alicante, justo al lado de Jijona.

 

En la boda no, no hubo helados, pero no faltó ningún detalle. Según nos han contado, fue una celebración muy romántica, llena de amor y cariño (como nuestros helados…).

 

Aunque papá y mamá se llevaban 9 años siempre estuvieron súper enamorados, y en esta celebración no faltaron los bailes típicos de la zona, sus amigos y la familia.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR